El Parto de la Yegua

 

No voy a dejar de insistir en que lo importante es estar preparado y no intervenir a menos que sea necesario, pero para estar listos debemos saber algunas cosas que nos ayuden a estar presentes en caso de algún problema.

 

Lo primero que debemos tener claro es la fecha estimada de parto para poder, con ese dato en mente, monitorear a la yegua en los días previos. ¿cómo podemos estimar la fecha?

 

Bien la duración del embarazo de la yegua es de aproximadamente 340 días, debido a que en algunas ocasiones la yegua se preñó en potrero o no contamos con el dato, lo más sano es restarle a esa fecha 25 días y a partir de ahí monitorear a la yegua.

 

Algunas yeguas tardan más o menos en parir, por lo tanto, lo siguiente que debemos decidir es en donde queremos que nazca el potrillo, si es en caballeriza o en un potrero cercano y de fácil acceso para poder monitorearla y estar presentes durante el parto, con esta decisión tomada, debemos mover a la yegua al lugar designado cuando menos 2 o 4 semanas antes de la fecha estimada de parto, de esta forma se le da tiempo a la yegua de adaptarse y conocer el lugar y aún más importante, le damos tiempo de desarrollar anticuerpos a cualquier agente presente que serán pasados a la cría mediante el calostro.
 


Tener listo nuestro Kit de Primeros Auxilios para el Parto de la Yegua.

 

Pensando en la inmunidad de la cría y la salud de la yegua, debemos vacunarla de 4 a 6 semanas antes del parto, para que la yegua esté protegida y esos anticuerpos pasen a la cría a través del calostro. Esto es muy importante, ya que el potrillo nace con un sistema inmune muy insipiente y débil, por lo que todos los anticuerpos los recibe de la madre mediante el calostro en las primeras 24 horas, por lo que si todo sale bien, la cría estará protegida para todo aquello que la madre lo esté.

 

Las vacunas a poner deben ser consultadas a un veterinario dependiendo de la región geográfica en donde se encuentren, las básicas son Tétanos e Influenza.

Existen señales de que el parto es inminente y las básicas son las siguientes:

 

1.     Incremento en la concentración de calcio en la leche de la yegua: esto sucede de 5 a 7 días antes del parto.
 

2.     Waxing (encerado): no es otra cosa que calostro que salió de la yegua, se expuso al oxigeno y se secó y se ve como cera en las ubres de la yegua, esto sucede de 24 a 48 horas antes del parto; sin embargo, no hay que perder de vista la fecha y otros indicadores, ya que sólo el 90 % de las yeguas presentan esta señal.
 

3.     Cambios en el comportamiento: la yegua se aísla de otros caballos en caso de estar acompañada.
 

4.     Muestra signos de incomodidad.
 

5.     Gotea leche.

 

Hay que observar a la yegua buscando esos signos y estar pendientes, la mayoría pare entre las 22:00 y las 02:00 horas, y las que más nos sorprenden son las que paren durante el día, ya que por lo general estamos en otras actividades, para esto hay tecnología como monitores, y sensores, sobre la que no voy a entrar en detalle porque están fuera de mi presupuesto. Así que a abrir el ojo y afinar la experiencia.

 

Bien llego la hora, ya previmos, planeamos, observamos y le atinamos, la yegua está pariendo; estamos acompañando a la yegua, con nuestro Kit de Primeros Auxilios, y estamos listos para usarlo de ser necesario, ¿cuándo es necesario?, memoricemos los siguientes parámetros:

 

La Regla del 1, 2, 3:

 

1.     El potro debe haber salido durante la primera hora.
 

2.     Debe haber tomado calostro dentro de las 2 primeras horas.
 

3.     Debe haber expulsado el Meconio durante las 3 primeras horas, y debo agregar que la yegua debe haber expulsado la placenta dentro de esas primeras 3 horas.

 

¿Qué debemos hacer si algo de esto no sucede?

 

1.     Si el potro no ha salido durante la primera hora debemos llamar al veterinario, ya que seguro estamos ante un problema de posición o de obstrucción que debe resolverse a la brevedad ya que están en peligro tanto la yegua como la cría.

2.     Me voy a saltar el paso del calostro para explicarlo más a detalle, si el potrillo no ha expulsado en Meconio, el potrillo no se va a alimentar debido a que tiene el intestino tapado y esta en riesgo de no recibir los anticuerpos que requiere y de una infección, aquí debemos recurrir al Kit de Primeros Auxilios y aplicarle un Enema, si no sabemos como hacerlo, llamar al veterinario para que lo haga.

3.     No ha consumido Calostro en las primeras 2 horas, veamos esto más a detalle.

 
 

Los potrillos nacen con un sistema inmune muy inmaduro y dependen de los anticuerpos de la madre que pasan a través del calostro para poder sobrevivir; sin embargo, la ventana de tiempo para que pueda absorber los anticuerpos por el tracto digestivo en muy pequeña de apenas 24 horas, esto debido al proceso digestivo. El problema es conocido como Falla de Transferencia Pasiva (Failure of Pasive Transfer).

 

Voy a dar una explicación práctica de esto, imaginemos que el tracto digestivo del potrillo al nacer es una esponja, todo lo que entra se absorbe, no se digiere, conforme avanzan las horas, el tracto digestivo va madurando y se prepara para la digestión, por lo que llega un momento en donde en lugar de absorber los anticuerpos los digiere y ya no tienen ningún efecto sobre el.

Por lo tanto, si la cría no toma el calostro dentro de las 2 primeras horas, eso debe encender las señales de alarma y recordemos los siguientes tiempos ya que van a determinar las acciones a tomar:

 

  • La absorción de anticuerpos se da hasta las 24 horas de haber nacido.
  • La mayor permeabilidad para esa absorción se presenta en las primeras 8 horas de vida.
  • De las 8 a las 12 horas de vida, la absorción se reduce drásticamente.
  • De las 12 a las 24 horas, la absorción existe pero es mínima.
 

Acciones a tomar:

 

Checar la calidad del calostro, eso se hace mediante un espectómetro, para saber si la cría va a recibir los anticuerpos necesarios.

 

Después de la segunda hora de vida del potrillo, llamar al veterinario.

 

Observar si el potrillo ya expulsó el meconio, de no haberlo hecho después de las 3 horas, aplicar el enema, superado esto tenemos la ventana hasta las 8 horas.

 

Dentro de las 8 horas, se recomienda ordeñar a la yegua y alimentar a la cría con biberón, o intubarlo para que llegue directo al estomago.

 

Algunos ranchos cuando tienen una yegua con mucho calostro, la ordeñan y hacen un banco de calostro el cual usan cuando hay algún problema del potrillo para alimentarse, la yegua no lo permite o es un potro huérfano, se recomienda si se puede hacer lo mismo.

 

Después de las 8 horas se recomienda aplicarle a la cría Plasma o una transfusión de la madre, esto debe ser recomendado y realizado por el veterinario.

 

Si no se tuvo ningún problema, se recomienda hacerle al potrillo un análisis de sangre para ver el contenido de anticuerpos y asegurar que todo está en orden.

 

Para la yegua, debemos ver si ya expulsó la placenta dentro de las 3 primeras horas, si no la ha expulsado o no la expulso completa es necesario que el veterinario le haga un lavado y la ponga en tratamiento contra infecciones.
 

Ya repasamos lo que es una emergencia y que hay que hacer, ahora veamos cual es nuestra intervención en un parto normal:

 

La Regla de Oro: SOMOS OBSERVADORES, NO DEBEMOS INTERVENIR A MENOS QUE SEA NECESARIO.

 

Tenemos que estar presentes y no estorbar, vemos que primero aparece una mano del potrillo, después la otra y posteriormente la cabeza, cuando la cría ya tenga las patas fuera o prácticamente hasta la cruz, es nuestra primera llamada a intervenir si es necesario.

 

Si al salir hasta la cruz de la cría el Amnion no se ha roto y le queda la cabeza descubierta de tal forma que el potrillo pueda respirar, debemos romper el amnion y descubrirle la cabeza, una vez hecho esto nos volvemos a retirar y dejamos que el proceso continúe.

 

El potrillo terminará de salir y los dos permanecerán unos minutos descansando, posteriormente, en un máximo de media hora, la yegua se levantará y empezará a limpiar a la cría, aquí debemos observar la placenta, algunas yeguas la van a expulsar al levantarse, otras no y la van a traer arrastrando, como dijimos anteriormente, sebe expulsarla completa antes de 3 horas.

 
 
 

Lo que debemos hacer si la placenta sigue colgando de la yegua, es amarrar un cordón a la placenta de tal manera que podamos manipularla y evitar que la yegua la pise y se la arranque.

 

Nunca debemos jalar la placenta, repito NUNCA, ya que esto puede ocasionar un desgarre o ruptura de la placenta y quedar dentro de la yegua, ya no voy a repetir todos los problemas que eso ocasiona.

 

No debemos cortar el cordón umbilical, este se desprenderá sólo.

 

En cuanto se pueda, o la cría se levante hay que limpiar el ombligo,  con yodo al 2%, si la concentración es más alta puede irritar la piel de la cría.

 

Debemos observar que se alimente y consuma el calostro, así como que expulse el Meconio.

 

Ya con todo esto en orden y caminando, procedemos a vacunar al potrillo contra el Tétanos.

 

No tenemos nada más que hacer que revisar la placenta y si no hay señas de ruptura o enfermedad hasta ahí terminamos, no nos queda más que ponerle nombre.

 

Si hace mucho frio o la cría se mojo, podemos secarla con toallas, de lo contrario dejar que la naturaleza siga su curso.

 
 

Los siguientes son unos videos de AQHA que explican los preparativos para el parto y lo que debemos hacer durante y después de este.

 
 
 

Espero que esta información les sea de interés y utilidad, sólo me queda recomendarles que si tienen hijos pequeños los inviten a ver el parto de la yegua, es una experiencia fascinante.

 

Enrique Suárez Castillo.
 
 Regresar a Información de Interés.
 
 
 
{alt}